En septiembre de 2019, TOTO  hace historia en El Salvador al incorporar en sus procesos de producción tecnología 100% biodegradable, elaborada a base de palma de coco que se desintegra al contacto con la intemperie, a partir de los 6 meses.

La tecnología biodegradable P-LIFE SMC se encuentra certificada a nivel mundial bajo la norma ASTM D6954 de La Sociedad Americana de Pruebas y Materiales, en un estudio realizado en el laboratorio SP Technical Research Institute of Sweden con el número de certificación SC064610, que consiste en las siguientes pruebas:
• Tier1: «Degradación» Proceso acelerado de degradación y ruptura del plástico.
• Tier2: «Biodegradación» Reintegración al ciclo ecológico por medio de microorganismos.
• Tier3: Asegurar la ausencia de residuos tóxicos y metales pesados.

P-LIFE esta aprobada por la FDA de los Estados Unidos (Food and Drug Administration), lo que permite estar en contacto con los alimentos.

La tecnología biodegradable puede ser aplicada en productos de consumo popular y empaques industriales.

En septiembre de 2019, TOTO  hace historia en El Salvador al incorporar en sus procesos de producción tecnología 100% biodegradable, elaborada a base de palma de coco que se desintegra al contacto con la intemperie, a partir de los 6 meses.

La tecnología biodegradable P-LIFE SMC se encuentra certificada a nivel mundial bajo la norma ASTM D6954 de La Sociedad Americana de Pruebas y Materiales, en un estudio realizado en el laboratorio SP Technical Research Institute of Sweden con el número de certificación SC064610, que consiste en las siguientes pruebas:
• Tier1: «Degradación» Proceso acelerado de degradación y ruptura del plástico.
• Tier2: «Biodegradación» Reintegración al ciclo ecológico por medio de microorganismos.
• Tier3: Asegurar la ausencia de residuos tóxicos y metales pesados.

P-LIFE esta aprobada por la FDA de los Estados Unidos (Food and Drug Administration), lo que permite estar en contacto con los alimentos.

La tecnología biodegradable puede ser aplicada en productos de consumo popular y empaques industriales.

Compartir en Redes Sociales!

Artículos Relacionados